Miguel Gaya | Cabeza de artista



Miguel Gaya | Cabeza de artista



Estamos hablando de Ezra Pound

una cara de la moneda
está abierta a los vientos, la otra
es abrasada por el sol. en cualquier caso
esas caras cambian
y la pregunta es
si la moneda cambia o
si las caras de las monedas son
la moneda, erosionada, o
si la moneda existe
sin la corrosión del tiempo.
esto es lo que yo llamo
preguntas pertinentes
sobre la
economía de la política.

cuando a Ezra Pound lo encerraron en una jaula
y lo exhibieron para regocijo y espanto
de las almas buenas
el problema de la corrosión del tiempo en nuestras caras
se puso en evidencia.
¿podía ese anciano caballero expiar sus culpas colgado ahí o
estaba ahí para brindarnos la certeza
de nuestra inocencia?
así, el viejo anatema de expulsar a los poetas
lejos de la ciudad
se ha resuelto
para alegría y piedad de las almas buenas:
dejad que gocen y retocen en los parques porque
a prudente distancia tenemos
nuestras jaulas.

pero
a prudente distancia
nuestras monedas
exhiben
cara al sol
y cara al tiempo
sus rugosidades.


Varsovia iluminada

A diez mil metros de altura
todas las ciudades se parecen.
Me pregunto si esta de aquí debajo
será Varsovia iluminada,
si acaso estoy
en el cielo de Polonia.
Intento cálculos horarios, derroteros inciertos,
mientras observo la noche por la ventanilla.
Y entonces
quizás por un desfasaje del horario y la percepción
suben y me alcanzan
las luces de Varsovia
iluminada en mayo de 1943
ante explosiones e incendios,
luces de espejos rotos y ojos muertos.
Hay muchos modos de iluminar una ciudad,
me digo, y son todos,
casi,
humanos.


Escuchar a Joan Baez

Ahora mismo tengo
tres veces la edad que tenía
cuando ella cantó para mí.
Y la edad que entonces tenía
no me preparó para escucharla.
Y lo que viví después
tampoco me sirvió para entender lo que oí
o aunque más no sea
para olvidarla.
La escuché tal vez por tres minutos
o a lo sumo cinco,
pero nada de lo que me pasó antes
o de lo que vino después
me ha preparado para vivir
con lo que cantó esa vez
solo para mí.


Miguel Gaya (Ayacucho, 1953), Cabeza de artista. Ediciones En Danza. Buenos Aires. 2016.