Marina Serrano | Psiquis anatómica




Marina Serrano | Psiquis anatómica


Psoriasis



Al acto de hablar sobre sí mismo lo llamaba:
contar sus miserias. Al roce afectivo, incomodidad.
Sus apetitos eran aplacados más allá del placer sensorial,
incluso el sexo se volvía una operación
tras la cual abandonaba instantáneamente la cama
en busca de agua, al tiempo que, bermejo desnudo,
repetía la frase: esto no puede ser sano.
Lo posterior era una humillación sin golpes ni amenazas
que yo justifiqué por su carácter, repeler
una caricia, un abrazo, como quien escapa al reptil,
tolerar el resto de mi cuerpo sobre la cama.
Quizá su odio, su amor, mutaron en coraza, o en una sábana
de escamas, donde la roña se abría paso hasta lo más íntimo,
volviéndolo insensible, y en la carne, muerto,
quizá era el ser de las tempranas caricias torpes y yo
su descarga biológica y el costo social
de su masculinidad.

--------------
Psoriasis: del griego ψώρα, /

Desde aquella transparencia primitiva,
el entramado visceral, se ocultó,
creando la intimidad
lo opaco el enigma, y la protección,
que sólo al trasluz
de una fuente primordial, deja en evidencia
los ríos rosados que inflaman.
Conservarse reptil
es una forma de evitar
la permeabilidad a la luz, al calor del sol.


/ 'picor', 'sarna'. Que se relaciona con la raíz indoeuropea bhes, 'frotar finamente o pulverizar', más -ia, 'acción, cualidad', más -sis, 'acción'. En medicina, enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación (dolor, hinchazón, calentamiento y coloración), inflamatoria, crónica y autoinmune.



Madre


Hilos cruzados en ángulo recto por un telar industrial
y colores ordenados. No puedo hacerte feliz.
Quiero correr y separar mis piernas en la avena,
arrojarme del techo, ser vuelo a ras sobre las alambradas.
Toda tu noche, costura mañosa con lo poco que había,
mis polleras, y tus ganas crudas de mostrarme
sólidas ante el darse cuenta.
Eras joven, y yo tu proyecto. Lo supe
mientras te hablaba, nunca conocí la inocencia.
Nací vieja y nací otra.
Detenida, en aquellos días de fiesta, me veo por las mañanas,
bajo el peine que humedecías en un vaso,
mi cola de caballo en tu mano izquierda.
Las horas que dedicabas a estudiar conmigo,
y lo siento, lo siento tanto,
y duele más porque lo sabías, como yo lo sabía,
no era posible la felicidad soñada.

Ese día, mientras el espejo del baño
se ocupó en reflejar tu necesidad
de ver
esa hermosa ropa recién cosida y su larga noche
sobre mi piel de nena,
te resignaste:
nunca llenaría la materia de tus proyectos, no resulté
una hija como las demás, como la que imaginaste.
La visión de mi esfuerzo te obligaba,
─literalmente, por medio de esa ligazón eterna, te obligaba─
a soltarme y dejar
que sea lo que Dios, o lo que yo, quiera.


------------------

Madre: del latín mater, / 

Preexistía por convención y palabra, el hombre 
Adán, sin nada parecido a la potencia 
del varón, a la búsqueda de la luz 
y la carne. 
Y ella entró 
por su costado. El temprano nadador 
envenenado de oxígeno, que vivía en arenas y lodos, 
en grietas de rocas, charcos y estanques 
y por centuplicación tangible de una fuente universal, 
se hizo otro. 
Y la materia disgregó sus piernas, por inútiles. Y murió con aquel. 
Y aquel con ella. 
El condrioma, como el texto vivo de una biblia, es 
la interminable lista 
de vientres santos que nos hace uno 
con el momento de la creación. 


/ -tris, mātre(m), 'madre'. Forma del lexema en español: madre, matriz. Otro lexema griego que tiene la misma raíz: mētr(ā), μήτρα, en griego, 'matriz'. La raíz indoeuropea - 'madre', tiene una raíz imitativa de la voz infantil que se encuentra en casi todas las lenguas, muchas veces en forma reduplicada. Sánscrito , persa mām, armenio mam, albanez mëmë, irlandés, galés, córnico y bretón, mam, alto alemán antiguo mamme, letón māma, hetita Mamma (diosa). La raíz indoeuropea - también significa 'bueno' (y derivados que significan 'en momento propicio').  



Marina Serrano (Quequén, 1972), Psiquis anatómica. Ediciones En Danza. Buenos Aires. 2016.