José María Pallaoro, Noche y niebla





Al amparo
de la noche y la niebla
lo subieron
a una Estanciera
y le vendaron
con un trapo rejilla
los ojos

Le quitaron el sueldo
que había cobrado
esa mañana
y lo llevaron
por el camino negro
–que reconoció
por los autos
que pasaban
a gran velocidad–

En la casa lo desnudaron

y con pinzas
pellizcaron sus pelotas

Dijeron que cerrara
la boca
porque si no iba a dejar
de tener antecedentes

Después se desvaneció

Cuando despertó
seguía

en el mismo

sueño


José María Pallaoro (City Bell, La Plata, 1969), Setenta y 4, Ediciones El suri porfiado, 2011.